A huge collection of 3400+ free website templates www.JARtheme.COM WP themes and more at the biggest community-driven free web design site

Restos Romanos

En las excavaciones arqueológicas realizadas en el solar nº4 de la Calle Ancha se documentaron evidencias de inmuebles de varias épocas.

Del inmueble actual de época contemporánea se detectaron algunos cimientos, así como un pozo hecho con brocal de ladrillo en su zona norte, que probablemente pudo haber sido un área destinada a patio y que tras varias reformas en el edificio habría desaparecido. Este inmueble habría sustituido a otro más antiguo, fechado entre los siglos XVII o XVIII, del que se documentaron algunos cimientos, restos de un pavimento empedrado en su parte cercana a la calle, así como otro pozo, en esta ocasión hecho con un brocal de cantos rodados de río y que también situaba en su zona norte. Ello sugiere que el edificio se organizaba en torno a un patio interior, cuya estructura se mantuvo a lo largo del tiempo. Por debajo de estas evidencias se localizó una superposición de estratos que pertenecían a la época entre el siglo XVI y la Baja Edad Media.

Por último, se localizaron restos de cronología romana, que s e corresponden con una pequeña parte del edificio de los principia del campamento de la Legio VII, concretamente de su esquina sureste. El edificio, documentado con anterioridad en diversas actuaciones arqueológicas en la ciudad, tenía forma rectangular y se encontraba rodeado por un pórtico columnado, contando con una superficie en torno a los 6000 metros cuadrados, delimitado en su lateral norte por la calle San Pelayo y por el sur con la calle Ancha, antigua vía principalis del campamento.

La cimentación del edificio localizada discurría en dirección norte – sur, angulando hacía el oeste. Se habría realizado mediante fragmentos de piedras calizas, areniscas y cantos rodados trabados con argamasa de cal. En su lateral largo se encontró cortado por la realización de un pozo negro contemporáneo, mientras que en la esquina habría sufrido un saqueo en época medieval, para reaprovechar los materiales.

Adosado a esta estructura por sus laterales este y sur y en toda su extensión, se localizó una cloaca, que recogía las aguas procedentes del tejado del edificio. Se desarrollaba eb las mismas direcciones y orientaciones que el cimiento descrito, vertiendo las aguas en direcciones norte – sur y este – oeste. Para su contrucción, coetánea a la del muro, se ejecutó un cimiento de tejas (tegulae) trabadas con argamasa. En el espacio entre ambos cimientos se instaló el fondo del canal mediante tegulae, contando con una solera bajo las mismas que aseguraba su estabilidad.

En época posterior se efectuó una reforma en la esquina sureste del canal, adosando otra cloaca que provenía del este. Para fusionar la nueva conducción se desmontó el ángulo del canal y se unió el nuevo ramal, contando con la misma anchura en el fondo, ya que se ejecutó con el mismo tipo de tegulae. La diferencia venía marcada porque su construcción no se cimentó de igual manera, apareciendo asentada sobre un terreno blando, que deparó que apareciera repisada y fracturadas las tegulae. Los muros laterales, en este caso, fueron ejecutados mediante una primera hilada de sillarejos de piedra arenisca, para después erigirlos mediante tongadas de tegulae y ladrillos bessalis. Relacionado con esta segunda canalización se descubrió en la zona oeste del solar los restos de un estanque o fuente (lacus). En la intervención se pudo documentar parte del muro sur de la construcción, que discurría en dirección oeste – este, introduciéndose bajo el edificio colindante. En su zona oeste angulaba en dirección norte. Su construcción se realizó mediante opus signium, un conglomerado de trozos de ladrillos, arena, cal y agua. Tanto el fondo como las paredes laterales fueron recubiertas por una capa de mortero hidráulico para asegurar la estanqueidad de la estructura.

 

Imprimir